Cómo Escribir Para la Web: Diferencias con la Redacción Tradicional

A diferencia de lo que puedas creer, la distinción fundamental entre los libros, revistas o periódicos impresos y los artículos de la web no es el soporte físico o electrónico. Lo que marca la diferencia es la forma de presentar los contenidos adaptados a un perfil específico de lector con motivaciones diferentes.

escribir para web

El lector de la red

Quien lee un libro o una revista especializada busca profundizar en un tema en particular, mientras que el usuario de Internet espera encontrar una información rápida y sencilla para aclarar sus dudas. Además, no suele pasar mucho tiempo en una misma página. Tampoco acostumbra a leer textos muy largos. Los expertos afirman que un internauta ni siquiera lee, sino que “escanea” la información fijándose solo en las palabras o frases que le llaman la atención.

La redacción en la web: tips para el contenido

Cuando redactes un artículo para la web, debes tratar de que este se adapte a los siguientes parámetros:

  • Utiliza una redacción sencilla y directa: No emplees términos poco conocidos ni metáforas innecesarias. Recuerda que no estás escribiendo un texto literario, sino informativo.
  • Abstente de usar jergas o regionalismos: lo ideal es que el texto sea comprensible para el mayor número de personas posible, tanto a nivel geográfico como de edad, a menos que estés escribiendo para un segmento determinado.
  • Usa oraciones cortas y claras: sin embargo, cuida de que no pierdan sentido. No se trata de redactar un telegrama o un índice.
  • Organiza el texto en base a la famosa pirámide invertida: los expertos recomiendan usar esta estructura, en la que el primer párrafo contiene la información básica y la conclusión. Debes responder allí a las preguntas ¿quién?, ¿qué?,¿cómo?,¿cuándo? y ¿por qué?. Los siguientes párrafos te permitirán ofrecer más detalles y desarrollar otras ideas secundarias. No obstante, un párrafo introductorio previo también suele ser útil para captar la atención del lector, siempre y cuando sea corto y conciso.
  • Por último, y aunque parezca un lugar común, la calidad de los contenidos sigue siendo lo más importante. No importa cuán conciso y claro escribas si lo que dices no es útil.

 

No descuides la edición

Un segundo paso, tan fundamental como el anterior, es la forma o “maquetación” del artículo, para lo cual te serán útiles los siguientes consejos:

  • Los párrafos deben ser cortos y abarcar una sola idea. Si el lector se encuentra en su pantalla con un “ladrillo” o párrafo demasiado largo, no solo perderá interés, sino que no podrá siquiera extraer su postulado básico.
  • En cuanto a la extensión del artículo, se habla de que no debe ser muy largo, pero tampoco inferior a 300 palabras. Algunos blogueros consideran que el mínimo ideal es de 450 palabras.
  • Es conveniente utilizar un título llamativo que a la vez sea fácil de encontrar en los buscadores. Es preferible que comience con las palabras clave.
  • También vale la pena colocar subtítulos y ordenar las ideas en listas (numeradas o con viñetas), que faciliten al lector encontrar la información que busca dentro del texto. También es útil resaltar algunas palabras clave. En este último caso, no debemos exagerar, pues, de lo contrario, se perderá el efecto buscado.
  • Los enlaces son necesarios y muy apreciados por los internautas, siempre que la información a la que se remite sea útil y tenga relación directa con el texto. Basta colocar el link sobre las palabras concretas (no más de cuatro). Resulta anticuado e innecesario hacerlo utilizando frases como “para más información consulta el siguiente enlace”.
  • Es recomendable emplear también otros recursos “embebidos” en el artículo, como videos, fotografías de redes sociales como Pinterest o Instagram y tuits que resalten la visibilidad y atraigan la atención del internauta.

Si deseas profundizar en este tema, puedes leer el ebook Cómo escribir para la web, de Guillermo Franco.

5 Pasos para Escribir una Oración Efectiva

Todo lo que escribes, cada entrada de un blog, landing page, mail o post, comienza y termina con una oración. Trabajar tus habilidades para escribir oraciones mejorará todas esas piezas de contenidos y te permitirá conseguir empleo como escritor freelance.

A continuación te mostraremos los 5 pasos para escribir una buena oración:

Inserta hechos 

No hay ningún truco más que la relación básica entre el sujeto y el verbo: “La niña perdió su perro”. Son los componentes básicos de una historia, planteados de un modo lógico y coherente.

Para insertar hechos debes basarte en las siguientes cinco preguntas: Quién, Qué, Cuándo, Dónde y Por qué. Es importante ser específico y concreto, pero también lo es el modo en que escribes las cosas. Asimismo observa como cambian tus sentimientos cuando escribes “El primer día de invierno, la tierna y frágil niña perdió su pequeño perro”, estos nuevos hechos aumentan el atractivo emocional de una historia sencilla.

Crea imágenes

No es coincidencia que la raíz de “imaginación” sea “imagen”.La gente inteligente adora usar su imaginación: no insultes su inteligencia sobre explicándolo todo, pero tampoco abuses de la misma dejando demasiados espacios vacíos.

Evoca emociones

Puedes incorporar estados de ánimo o sentimientos en tus oraciones. Comienza por preguntarte cuál es el estado de ánimo de tu lector o cliente, qué problema intenta resolver. Debes saber qué lo motiva, qué hechos le generan atracción o preocupación.

Haz promesas

Como redactor de contenidos no estás específicamente interesado en generar sentimientos en las personas por el mero hecho de emocionarlas, tal y como lo haría un novelista o escritor. El objetivo de un redactor de contenidos no es entretener, es captar la atención. Pregúntate qué promesas estás haciéndole al lector en esta oración, qué ventajas obtendrá el lector al leerla.

¡Practica, practica y practica!

Escribir grandes oraciones lleva su trabajo. Al principio puedes sentir que te cuesta tener fluidez al escribir la oraciones, pero eso no importa. El objetivo es llegar a un punto en el que inconscientemente mezcles todos estos elementos de forma que naturalmente sientas que escribes buenas oraciones.

Estos consejos te ayudarán a sentirte más cómodo a la hora de escribir textos y te permitirán desarrollarte con éxito como escritor freelance.

Autora: Grisel D’Angelo

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Writers por griseldangelo, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución “ShareAlike” No-Comercial en http://www.flickr.com/photos/56418931@N06/12659068943/

Hábitos de Escritores Famosos

Los escritores freelance suelen desarrollar su trabajo en forma individual, desde su casa, en horarios que no son necesariamente los convencionales. Aunque en algunos casos, esto puede disminuir la productividad, en otros, por el contrario, permite aflorar la creatividad e incluso encontrar una respuesta a la pregunta de cómo mejorar la calidad de redacción, según demuestran los hábitos de numerosos escritores famosos algo ?extravagantes? que se mencionan a continuación.

Cuántas páginas al día

Algunos redactores pueden tomar como medida de productividad el número de páginas escritas por jornada. Sin embargo, esto no es exacto. Así, por ejemplo, Stephen King, el mago del suspense, autor de innumerables best selleres, como Carrie o El resplandor, afirma que escribe al menos 10 páginas todos los días. Por el contrario, Ernest Hemingway, el premio nobel de literatura 1954, cuyas obras incluyen joyas como El viejo y el mar o Por quién doblan las campanas, no escribía más de 500 palabras diarias. En ambos caso, sin embargo, la constancia era su clave para mejorar.

No hay que estar sentado

Aunque pueda parecerte increíble, no todos los grandes de la literatura contemporánea hacían su trabajo sentados frente a una máquina de escribir. Vladimir Nabokov, el autor de Lolita, lo hacía de pie, y en unas fichas de cartulina sobre las que escribía a mano. Por el contrario, Truman Capote, el extravagante autor de A sangre fría, confesaba que solo podía escribir acostado; y la redacción la efectuaba a lápiz, por lo menos, con los dos primeros borradores de cada obra. En conclusión: encuentra la postura y los medios que te resulten más cómodos.

A qué hora del día

Sobre este aspecto no existe tampoco unanimidad, aunque pudiera parecer que las horas más adecuadas son las primeras de la mañana. Joyce Carol Oates, una de las escritoras estadounidenses más prolíficas de todos los tiempos, con más de 130 obras de diferentes géneros, entre las cuales podemos mencionar la novela Una hermosa doncella, prefiere hacerlo de madrugada, antes del desayuno. En este caso, la recomendación para mejorar tu redacción es clara: escoge las horas del día en las cuales te sientas más creativo y cuando puedas concentrarte sin distracciones.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de “Era un vecchio che pescava …” por L’Isola D’Oro, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/tonnotto/7214794346/

3 Aplicaciones Gratuitas para Escribir Sin Distracciones

La tarea de escribir es una actividad que proporciona grandes satisfacciones cuando se hace con pasión y se expresa más que una simple idea. Pero uno de los elementos que atenta contra el desarrollo de esta tarea son las distracciones cotidianas con las que se debe lidiar.

Evitar las distracciones en un trabajo online es posible utilizando las siguientes aplicaciones para escribir textos que pasamos a comentar:

1. Byword

Cuando las cosas comienzan a complicarse durante la redacción de un determinado contenido, puede sentirse la presión que ejercen las distracciones en la capacidad de concentración. Byword es un programa que está basado en el sistema operativo iOS y que libra al escritor de las distracciones.

La posibilidad de publicar de forma directa en WordPress, Evernote y otros sitios es una buena funcionalidad añadida, así como lo es el obtener textos en formato RTF. Es una aplicación flexible que incentiva a mantener el enfoque.

2. Write.app

Esta es una plataforma que resulta muy conveniente dado que funciona tomando como base la web, es decir, no necesitarás de un sistema operativo determinado para utilizarla. Sea lo que sea que tengas que hacer, este programa será capaz de ayudarte en cada necesidad, por lo que no debe ser subestimado.

Algunas de las características aprovechables que tiene esta aplicación es que permite manejar un archivo de documentos creado a título privado. Asimismo da la opción de hacer público el trabajo o descargarlo directamente como archivo de texto. Quizás lo único malo esté en que no posee un contador de palabras, y eso en muchas tareas encomendadas a los escritores es crucial para controlar la densidad con la que se trabaja.

3. ZenPen

Esta es otra aplicación basada en la web, la cual proporciona una experiencia de trabajo muy entretenida y no requiere más que de un navegador web para comenzar a funcionar. El hecho de poder dejar el texto en formato plano, HTML o añadirle formato es una de sus ventajas. ZenPen tampoco tiene un contador de palabras fijo, pero sí permite establecer un límite máximo que sirve para conocer si se está escribiendo de más o no.

Con estas tres aplicaciones, la tarea de escribir se facilita mucho, aunque la implicación y la concentración siempre dependen, en última instancia, del escritor, y eso no debe olvidarse.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de laptop por dan barbus, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución No-Comercial en http://www.flickr.com/photos/utnapistim/73429019/

Redacción freelance: ¿conviene cobrar un precio fijo o por hora?

Son las dos posibilidades al momento de ofrecer o conseguir un empleo freelance: cobrar por horas o tener una tarifa fija. La primera es más sencilla porque siempre sabrás cuánto ganarás sobre la base del tiempo que estás frente al PC. Sin embargo, cobrando un precio fijo, podrás aumentar tus ganancias a medida que seas más rápido y organizado con tus trabajos. Aprende cómo ganar dinero escribiendo en Internet y cómo cobrar según tus intereses.

Si decides cobrar por horas, deberás saber que el presupuesto se arma no sólo sobre cuánto se realiza en 60 minutos, sino también teniendo en cuenta la cantidad de horas que se necesita para finalizar el trabajo. Así, el valor final queda abierto según la cantidad de trabajo que sea solicitado. Para poder calcular cuánto cobrar deberás tener en cuenta el valor de pago de otros trabajadores (no sólo freelance) o bien cuánto te conviene ganar, con esta opción puedes hacer un presupuesto según la dificultad del proyecto, por ejemplo. Lo malo es que se le coloca un límite a los ingresos, porque por día tienes hasta cierta cantidad de horas para trabajar (8 ó 10 aproximadamente).

En el caso de pautar un precio fijo por artículo, (la más frecuente para ser un experto en cómo ganar dinero escribiendo en Internet), trabajarás de una forma más alineada y orientada a los clientes. A ellos no siempre les importa cuánto tardas en hacer un post, por lo que el precio fijo es más conveniente. Eliminarás así la incertidumbre de cuánto te deben pagar al finalizar el proyecto, las cuentas son más claras y es más tangible el trabajo. Por otra parte, ganarás flexibilidad y aumentarás tus ingresos sin problemas. Entre las contras del precio fijo se encuentra el hecho de que no siempre es sencillo aplicar en todos los proyectos, sobre todo en los que desean una entrega en un día estipulado.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Lunch break + Calligrapomorphic por Mo Riza, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/moriza/111844155/

6 consejos prácticos para mejorar tu redacción freelance

¿Te preocupas porque tu escritura no es lo suficientemente buena? La buena noticia es que no estás solo, todos los escritores tienen dudas acerca de la manera en que escriben y la única forma de mejorar es con la práctica.

A continuación 6 consejos para mejorar ortografía y redacción:

  • Lectura: es aconsejable leer sobre diferentes temáticas y estilos para ampliar tu vocabulario, conseguir inspiración e incorporar elementos nuevos a tu trabajo redactor freelance.
  • Evita extenderte: no olvides el tema central de tu escrito, evita incluir demasiados sub-temas que puedan confundir al lector, tampoco es necesario escribir frases largas y elaboradas para expresar una idea o concepto, ten en cuenta que menos es más, asimismo, evita el exceso de vocablos, si una palabra no hace un aporte al texto, elimínala.
  • Usa lenguaje simple: evita a toda costa palabras en otros idiomas, lenguaje técnico o científico para que tus lectores comprendan mejor.
  • Aprende de tus errores: no tomes a mal las críticas y correcciones hechas por un cliente o editor, ten en cuenta que la única crítica que no te hace mejor escritor es la crítica deshonesta, sácale el mayor provecho y aprende de los más experimentados.
  • Puntuación: presta especial atención a la puntuación, sobre todo al uso correcto de las comas y los puntos. Estos dos signos regulan el flujo de tus pensamientos y pueden hacer que el texto sea confuso, aun cuando las palabras son claras.
  • Ayudas en línea: en internet encontrarás cursos gratuitos, ejercicios y prácticas para mejorar ortografía y redacción.

No olvides humanizar tus artículos, escribe como si estuvieras hablándole a otra persona, evita usar demasiados adjetivos, ten en cuenta que nadie escribe perfecto el primer borrador y no dejes que nada te desanime, pues la práctica hace al maestro.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Behind the scenes of Writing for Film & Television Port Short, “Hard Times” por Vancouver Film School, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/vancouverfilmschool/3856598677/

¿Tu Carrera como Redactor Freelance no Avanza? He Aquí el Porqué

Si piensas que tu empleo redactor online no está dando los frutos que deseas y que el trabajo en casa no te ofrece las satisfacciones necesarias, presta atención a las siguientes cinco razones básicas.

1. No estás brindando todo tu arte

Un empleo redactor online requiere de concentración y de mejorar constantemente. Si tu carrera como escritor de blog no avanza, tal vez sea por tus publicaciones y su calidad. Al tener mucho trabajo, la performance puede disminuir, lo mismo que si escribes cuando en realidad deberías estar descansando. Antes de redactar, leer sobre el tema.

2. No te conocen

Ser un exitoso escritor freelance no siempre trae como consecuencia ser conocido. Si realmente buscas que la gente sepa quién eres, entonces además de redactar deberás ser vendedor, empresario y publicista de tus trabajos. Trabaja en red con otros escritores y comienza a firmar tus artículos.

3. No le gustas a la gente

Puede ser que escribas muy bien, pero que no te dirijas al público objetivo, ya sea por tu manera de redactar como el contenido que publicas. Trata de comunicarte de una manera tal que todos los que lean tus notas comprendan sin ?rebajar? el nivel de los lectores.

4. Tus clientes no han quedado satisfechos con tu trabajo

A veces no entregar en tiempo y forma un proyecto es más importante que la calidad. Por ello, no tomes trabajos si no podrás cumplirlos. Si tienes clientes que pagan muy bien por tus creaciones, entonces, deberías ?esforzarte? un poco más.

5. Tus tarifas no son las adecuadas

Dentro del empleo redactor online muchos bajan sus precios para adquirir más clientes, lo que lleva a que los demás deban cobrar lo mismo. Recuerda que si no te sirve el proyecto, no debes mantenerlo y siempre cobra en base a tus necesidades, no a las tarifas de los demás.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de (47/365) :: Saga por chispita_666, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/gusilu/2905410970/

Procrastinación: la Gran Enemiga del Redactor Freelance

Del latín procrastinare, la procrastinación es la acción mediante la cual aplazas tu trabajo de manera que siempre puedes hacer muchas más cosas, como por ejemplo sacar al perro, lavar la ropa… eso es procastinar. Tú que tienes un trabajo en casa, sabrás lo difícil que es concentrarse, pues, además de las tareas regulares del hogar, al estar frente a la computadora tienes toda la información humana al alcance de un clic. Es así que el entrar en vericuetos de investigación sinsentido es mucho más fácil de lo que te imaginas. Tu trabajo redactor puede verse en peligro, o al menos disminuido, si no te concentras y das lo mejor de ti en el trabajo.

Cómo evitarla

Limita tus horarios

El trabajo redactor es muy displicente con los horarios, por lo que si te pones horarios definidos, estarás mucho más acostumbrado a hacerlo de corrido.

Evita revisar las redes sociales

Si bien Facebook y Twitter son unos medios de información y para poder mantenerte en contacto con amigos y familiares, la verdad es que en cuanto entras, las horas se convierten en minutos y perderás mucho tiempo. Así que evítalas mientras realices tu trabajo en casa.

Revisa todas las fuentes

Antes de comenzar a redactar ten muy claro en tu cabeza (o incluso en una hoja de papel) qué y cómo escribirás. Investiga bien varias fuentes, para que no tengas que ir de un lado a otro y exista la posibilidad de que te distraigas.

Verás que es muy sencillo trabajar en serio y aumentar tus ingresos si tomas en cuenta estas recomendaciones. Lo importante es que disfrutes de tu trabajo en casa y seas lo más eficiente posible para que tus bolsillos te lo agradezcan.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de procastinate+filipino por weaponofchoice, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/ktoliao/106653402/

5 Pasos para Convertirte en un Mejor Redactor Freelance

Para poder ser un redactor freelance con todas las letras es preciso tener en cuenta los siguientes cinco pasos. No es simplemente buscar una buena oferta de empleos online, sino además:

1. Apasionado, pero realista

Cumple con lo que te piden los clientes o no te seguirán contratando. La pasión puede mantenerte en marcha cuando el trabajo sea duro y exigente, no dejes que el amor por este oficio o profesión se apague. A veces no podrás escribir lo que piensas o quieres, sino lo que te pide el proyecto y el cliente.

2. Entender las necesidades de los clientes

Las tres palabras: trabajo redactor blog,  implica que el colaborador tiene que saber lidiar con los problemas y los requerimientos de cada cliente en particular. Tienes que aprender a comprender cada detalle de lo que necesitan. El problema más grande reside en no saber responder a lo que precisan.

3. Compartir y colaborar

Participa en las redes sociales, optimiza para buscadores lo que redactas, escribe para un blog particular sobre el tema que más te guste. Las ideas que surjan de tu cabeza deben ir a parar a los sitios indicados. Colabora con otros que hagan lo mismo. Si no tienes experiencia en un tema en particular, no mientas, sé honesto con tus habilidades.

4. Hacer la diferencia

Pon el mercado a tu servicio, es decir, aprende cómo ofrecer tus artículos y comercializar tus capacidades. Aprende todo lo que puedas sobre el marketing y la venta. Desarrolla tu discurso, tus habilidades para negociar tu salario o las condiciones de la contratación como redactor freelance.

5. El valor agregado

Si bien la mayoría de los clientes buscarán en ti ideas y soluciones, aprovecha para aprender de ellos. Recuerda que tu habilidad como redactor freelance puede ser muy buena, pero lo que te destacará entre los demás serán tus buenas ideas. Que tus servicios adicionales sean los que te permitan conseguir más clientes.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Not My Friend – 301/365 por Amarand Agasi, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución “ShareAlike” No-Comercial en http://www.flickr.com/photos/theamarand/3272983799/