Cómo Escribir Para la Web: Diferencias con la Redacción Tradicional

A diferencia de lo que puedas creer, la distinción fundamental entre los libros, revistas o periódicos impresos y los artículos de la web no es el soporte físico o electrónico. Lo que marca la diferencia es la forma de presentar los contenidos adaptados a un perfil específico de lector con motivaciones diferentes.

escribir para web

El lector de la red

Quien lee un libro o una revista especializada busca profundizar en un tema en particular, mientras que el usuario de Internet espera encontrar una información rápida y sencilla para aclarar sus dudas. Además, no suele pasar mucho tiempo en una misma página. Tampoco acostumbra a leer textos muy largos. Los expertos afirman que un internauta ni siquiera lee, sino que “escanea” la información fijándose solo en las palabras o frases que le llaman la atención.

La redacción en la web: tips para el contenido

Cuando redactes un artículo para la web, debes tratar de que este se adapte a los siguientes parámetros:

  • Utiliza una redacción sencilla y directa: No emplees términos poco conocidos ni metáforas innecesarias. Recuerda que no estás escribiendo un texto literario, sino informativo.
  • Abstente de usar jergas o regionalismos: lo ideal es que el texto sea comprensible para el mayor número de personas posible, tanto a nivel geográfico como de edad, a menos que estés escribiendo para un segmento determinado.
  • Usa oraciones cortas y claras: sin embargo, cuida de que no pierdan sentido. No se trata de redactar un telegrama o un índice.
  • Organiza el texto en base a la famosa pirámide invertida: los expertos recomiendan usar esta estructura, en la que el primer párrafo contiene la información básica y la conclusión. Debes responder allí a las preguntas ¿quién?, ¿qué?,¿cómo?,¿cuándo? y ¿por qué?. Los siguientes párrafos te permitirán ofrecer más detalles y desarrollar otras ideas secundarias. No obstante, un párrafo introductorio previo también suele ser útil para captar la atención del lector, siempre y cuando sea corto y conciso.
  • Por último, y aunque parezca un lugar común, la calidad de los contenidos sigue siendo lo más importante. No importa cuán conciso y claro escribas si lo que dices no es útil.

 

No descuides la edición

Un segundo paso, tan fundamental como el anterior, es la forma o “maquetación” del artículo, para lo cual te serán útiles los siguientes consejos:

  • Los párrafos deben ser cortos y abarcar una sola idea. Si el lector se encuentra en su pantalla con un “ladrillo” o párrafo demasiado largo, no solo perderá interés, sino que no podrá siquiera extraer su postulado básico.
  • En cuanto a la extensión del artículo, se habla de que no debe ser muy largo, pero tampoco inferior a 300 palabras. Algunos blogueros consideran que el mínimo ideal es de 450 palabras.
  • Es conveniente utilizar un título llamativo que a la vez sea fácil de encontrar en los buscadores. Es preferible que comience con las palabras clave.
  • También vale la pena colocar subtítulos y ordenar las ideas en listas (numeradas o con viñetas), que faciliten al lector encontrar la información que busca dentro del texto. También es útil resaltar algunas palabras clave. En este último caso, no debemos exagerar, pues, de lo contrario, se perderá el efecto buscado.
  • Los enlaces son necesarios y muy apreciados por los internautas, siempre que la información a la que se remite sea útil y tenga relación directa con el texto. Basta colocar el link sobre las palabras concretas (no más de cuatro). Resulta anticuado e innecesario hacerlo utilizando frases como “para más información consulta el siguiente enlace”.
  • Es recomendable emplear también otros recursos “embebidos” en el artículo, como videos, fotografías de redes sociales como Pinterest o Instagram y tuits que resalten la visibilidad y atraigan la atención del internauta.

Si deseas profundizar en este tema, puedes leer el ebook Cómo escribir para la web, de Guillermo Franco.

2 pensamientos en “Cómo Escribir Para la Web: Diferencias con la Redacción Tradicional

  1. Excelente artículo y gracias por el aporte del ebook, estoy segura que será de mucha utilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *