Guía de Curación de Contenidos

Te ofrecemos una guía sobre la importancia de curar contenidos más los pasos y herramientas necesarios para lograr que esta tarea sea exitosa.

dext_640x387_prop_resized

En el lenguaje del content marketing el término curar se refiere a recopilar, organizar y difundir contenidos de terceros de manera sistematizada. Junto con la creación de contenidos, esta actividad forma parte de cualquier estrategia exitosa que tenga como objetivo destacar un producto, una empresa o un sitio web (tiendas online, páginas corporativas e incluso un blog temático).


Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Content Curation por Aivar Ruukel, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en https://www.flickr.com/photos/soomaa/6651377591/sizes/m/in/photostream/

Diferencia entre curar y agregar contenidos

Curar contenidos no es simplemente buscar y agregar información relacionada, sino que implica un trabajo de selección y de aporte humano: el contenido debe agregar valor al hecho que ilustra o complementa.

No basta con conseguir artículos o noticias vinculados a una temática en particular. Es necesario cerciorarse de que los contenidos estén actualizados y sean relevantes. A su vez, la curación de contenidos debe estar relacionada con la consecución de objetivos y con la personalidad propia de una empresa o de una marca personal.

Curar no sustituye a la creación de contenidos ni la contradice, sino que ambas acciones se complementan. Por un lado, tus propios artículos sirven para expresar la opinión del sitio o de su responsable y, por el otro, los artículos de otros autores le otorgan una sensación de objetividad a la información. Esta combinación atrae y fideliza a los lectores, siempre ávidos de conocimientos actualizados y valiosos.

El proceso de curar contenidos

Existen tres pasos bien diferenciados para hacer una buena cura de contenidos:

1. Búsqueda

En Internet encontrarás diversas plataformas o aplicaciones que te servirán como una fuente permanente de información para tu sector o para la temática que trabajes. Así, frente a la búsqueda tradicional de palabras en un buscador, puedes recurrir a Google Blog Search, Alltop, Linkedin News, sitios de preguntas y respuestas, o blogfarms como About.com, que tiene un canal en español.

 

2Recepción periódica de información

Haz que las fuentes te envíen información continuamente. Para ello es conveniente suscribirse a newsletters, feeds y a las redes sociales que utilizan marcadores, como Stumble Upon, Delicious, Pinterest o PinBoard. En el caso de los videos, Showyou es indispensable.

Algunas aplicaciones, como Evernote, te permitirán guardar enlaces o artículos completos que vayas encontrando en la web y que podrán resultarte útiles posteriormente.

3. Selección

Fíjate en la calidad antes que en la cantidad. Es aconsejable emplear al menos una hora diaria en seleccionar material valioso y adaptarlo a la capacidad que los lectores tengan para absorberlo hasta tu próxima publicación. De lo contrario, perderás atractivo como curador.

No redundes. No es necesario repetir una noticia que ya se ha difundido hasta la saciedad en las redes sociales y en los medios de comunicación, a menos que aporte datos nuevos y de interés.

4. Edición

Es importante que hagas algún aporte propio. No basta con que te limites a presentar la información recopilada. Tu contribución puede ser un comentario u opinión sobre el texto, o un artículo tipo lista que enlace en cada ítem a las fuentes originales.

Desde el punto de vista de la ética y las buenas prácticas, debe destacarse que un buen curador no se apropia de la autoría de artículos o noticias que no son suyas, sino que se gana la confianza de sus lectores y de las propias fuentes citando con claridad el origen de aquellos, aunque se haya realizado una labor importante de síntesis o de traducción. Recuerda que si has sido capaz de conseguir una información en Internet, los demás también lo harán. No solo quedarás muy mal si tratas de atribuírtela, sino que también perderás credibilidad.

Dónde publicar contenidos curados

Si bien lo ideal es que publiques los contenidos curados en la página web que administras “ya sea un blog o una página corporativa”, también existen plataformas especiales para esta actividad. Se trata de publicaciones periódicas online, entre las que destacan Paper.li y Scoop.it!

Fuente video: José Sánchez Pardo Disponible en: http://www.youtube.com/watch?v=tG1DXEpkZYk

Recursos adicionales

Si consideras dedicarte a la curación de contenidos de manera profesional, encontrarás programas específicos que te ayudarán en esta labor. Algunos ejemplos son Curata y CurationSoft. Ambos vienen en versiones gratuitas y de pago, e incluyen recursos para buscar, editar y publicar contenidos.

Promoción en redes sociales

Recuerda que debes darle al material curado la misma difusión que a tus contenidos propios. Para ello, utiliza todas las redes sociales que estén a tu alcance. Esto, además, incrementa tu marca personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *