El Contenido Tendencia Para la Web: Artículos Multimedia

Si te has especializado en redactar contenidos para la web, seguramente tendrás la tendencia a pensar que la calidad de lo que escribes, tanto en términos de una redacción clara, como en cuanto a la utilidad de la información que suministras, son suficientes para captar la atención de los lectores online. Si bien esto podía ser cierto hace unos años, en estos días embeber contenido multimedia resulta imprescindible para mantenerse en el tope, por los motivos que se explican a continuación.

El Contenido Tendencia Para la Web: Artículos Multimedia

El Contenido Tendencia Para la Web: Artículos Multimedia

Un poco de historia reciente

Cuando en 1995 Yahoo inauguró su buscador (Google no aparecería hasta un par de años después) y Microsoft presentó su Internet Explorer, los ordenadores no poseían ni de lejos la rapidez ni la memoria con las que cuentan hoy en día. Por ese motivo, tenía sentido que la presentación de contenidos a través de Internet se basara fundamentalmente en textos escritos. De hecho, un buen redactor era la estrella en esos años y las fotos eran un agregado casi simplemente estético.

La aparición de Facebook en 2004, Youtube en 2005 y Twitter en 2006, dio origen a las redes sociales como protagonistas en Internet, y compartir contenidos se convirtió en una constante. La portabilidad que trajeron consigo los smartphones y las tablets a partir de 2010 aceleró este hábito de los internautas hasta convertirlo en la práctica más usual.

En otras palabras, compartir contenidos -más que buscarlos- es lo que mueve la web. Y las personas prefieren compartir imágenes, vídeos y similares en lugar de simplemente texto, por más interesante que este sea. No prestar atención a este aspecto puede hacer que los sitios web para los que escribas luzcan anticuados y desfasados.

Una imagen vale más que mil palabras

Este lugar común se ha convertido -en el mundo de la súper-velocidad y los dispositivos móviles de la web- en una verdad incontestable. Pero es que hay incluso razones físicas para justificarlo: los seres humanos procesan una imagen 60.000 veces más rápido que un texto escrito. A su vez, el color y el movimiento llaman mucho más la atención que las letras en negro sobre un fondo blanco. Así que resulta lógico que trates de incorporar contenidos multimedia a tus artículos.

Algo más que estética

Pero incluir imágenes, vídeos y otros archivos similares tiene efectos adicionales, que van más allá de captar la atención del lector. Así, no sólo mejora la posibilidad de que tus contenidos circulen por las redes sociales, sino que también aumenta tu presencia en los buscadores. Los títulos y textos que coloques en dichos archivos van a ser tomados en cuenta por Google o Yahoo a la hora de posicionarte o no en los primeros lugares de resultados. Sí, las “search engines” también se han sumado a la moda multimedia.

Por último, piensa en que agregar contenido de este tipo a tus artículos puede hacer más interesante y motivador tu trabajo, asumiendo tareas nuevas y saliendo un poco de la rutina.

Qué embeber

La primera opción es, por supuesto, imágenes. Aún cuando seguramente ya es algo que estás haciendo con frecuencia, ten presente que no cualquier foto es suficiente. Busca las más llamativas e interesantes y, sobre todo, que posean buena calidad y gran tamaño, si deseas que sean compartidas (en este caso, otro lugar común: el tamaño sí importa). Si las tomas de alguna red social como Pinterest o Instagam, pues mucho mejor.

Las infografías, ya sean propias o tomadas legalmente de otras fuentes, han ido adquiriendo una gran popularidad. Son una manera de presentar gráficamente las ideas, con mayor impacto que simplemente en texto.

En segundo lugar, los videos puedes también hacerlos tú mismo, sin necesidad de que sean de calidad profesional, o tomarlos de redes sociales especializadas en este medio (léase, YouTube, por ejemplo).

Curiosamente, los tuits también han demostrado ser un contenido “compartible” muy apetecido. Tanto aquellos muy ingeniosos, como los que adjuntan fotos o enlaces interesantes, suelen llamar la atención y promover la difusión de tu artículo.

 

Cómo embeber

Lo mejor de todo es que para incluir contenidos multimedia en tus artículos no hace falta saber de programación ni de lenguaje HTML. Por un lado, las redes sociales te indican qué texto copiar e insertar en tu blog para que aparezca la imagen o el video escogido, y las plataformas de redacción de blogs permiten “incrustarlo” mediante el comando “embed”, de forma muy sencilla.

2 pensamientos en “El Contenido Tendencia Para la Web: Artículos Multimedia

  1. Pingback: Mejor artículo de mayo | Vivilia Blog

  2. Hola María Elena, como mencionas en tu artículo, las infografías se han popularizado en internet dejando en segundo plano a los textos.

    Quería preguntarte si conoces algún programa o aplicación para poder crearlas. Me ha llamado mucho la atención este tema pero no sé cuál es la mejor herramienta para comenzar.

    Espero tu respuesta. Gracias de antemano!

    Mercy Blanco
    mblanco@gmarketca.com
    http://gmarketca.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *