Cómo Convertir una Gacetilla de Prensa en Información de Valor para tu Audiencia

Aun cuando una gacetilla de prensa suele contener suficientes datos (o, al menos, los básicos), ésta puede ser un punto de partida para escribir un contenido más completo, que aporte información novedosa y de valor para tu audiencia, gracias al esfuerzo y experiencia de un reportero minucioso. El secreto está en saber aprovechar este recurso adecuadamente.

IMAG2620_BURST002_EDITED_640px ancho

Transcribir o ampliar, he allí el dilema

A una sala de redacción llegan diariamente decenas de gacetillas emitidas por empresas privadas, órganos del Estado, ONGs, etc, con extensiones, estilos e intenciones diferentes, pero que generalmente persiguen promocionar sus productos o actividades. Es la decisión del redactor y su editor, optar por transcribirla tal cual o iniciar una investigación más exhaustiva que derive en un artículo de primera plana.

Si eres un bloguero independiente, esa decisión es personal. Pero si redactas información para una empresa de marketing de contenidos o para un periódico, lo recomendable es consultar cuál es su norma en cuanto a la utilización de las gacetillas de prensa y también con respecto a reconocer la autoría de la misma. Incluso, si no estás de acuerdo, puedes aportar tu criterio.

Plagio o difusión

Sobre la discusión recurrente de si transcribir literalmente una nota prensa es plagio o no, la opinión está dividida entre quienes consideran que sí lo es (como cualquier copia) y entre quienes afirman que no, dado que precisamente el objetivo de la empresa es que se difunda lo más extensamente posible.

De cualquier forma, al modificar la información original, aportándole nuevos datos y mejorando su redacción no hay duda de que no estás plagiando. No obstante, es aconsejable que si utilizas algún párrafo textualmente, lo coloques entre comillas. Asimismo, siempre que utilices como fuente una gacetilla, ya sea que copies o la complementes, lo ético es hacer mención del origen.

No todo lo que brilla es oro

A su vez, cuando estás frente a una gacetilla de prensa debes discernir si en ésta hay realmente una noticia o si es sólo parte de una estrategia de su emisor para obtener visibilidad en los medios. Lo ideal es el primer caso, pues con un aporte adicional de tu parte puedes hacer llegar a tu audiencia una información de valor. En el segundo, deberás comunicarte con un vocero de la empresa para darle la oportunidad de explicar con más exactitud la razón concreta de la gacetilla y, posteriormente, ofrecer una visión más completa que la que probablemente dará tu competencia.

Después de revisar concienzudamente la información primaria y determinar que ésta conlleva un hecho noticioso relevante para nuestro público, es el momento de actuar con rapidez para que tu artículo aparezca antes que en otros medios. Mientras más pronto lo publiques, más lo leerán.

Tu aporte marca la diferencia

La calidad del texto final es ya independiente de la gacetilla de prensa y estará relacionada con los datos adicionales que has aportado a la historia para convertirla en un artículo: antecedentes, entorno, competencia, fuentes adicionales que consultes y, sobretodo, es importante la agudeza que tengas para detectar esa información que el emisor obvia intencionalmente y que puede ser lo que despierte más interés en tus lectores; todo ello le aporta credibilidad y valor a tu artículo y te diferencia del resto que se limitó a copiar textualmente.

Este plus que agregas a una gacetilla de prensa es mayor y más acertado cuanto más conozcas la fuente o sector sobre el cual escribes. El conocimiento, la experiencia y tus habilidades como reportero te darán la medida del alcance y la repercusión que tendrá la noticia contextualizada contenida en tu artículo.

Las gacetillas de prensa son, la mayoría de las veces, esquemáticas. Pero enriquecer su contenido con más información no significa necesariamente que debas añadir una lista de fechas, características o eventos. Date gusto integrando tu opinión sobre los hechos con un lenguaje cercano que produzca más ?engagement? en los lectores.

En conclusión, para publicar un artículo en un medio, que agregue valor y lo distinga de la competencia, no basta con transcribir una gacetilla, hace falta agregarle datos adicionales y adaptarla tanto al contexto de la noticia como a las necesidades y gustos del público concreto a quien va dirigido el medio.

Si Mahoma no va a la montaña

En otro contexto, ten presente que aunque las gacetillas suelen ser distribuidas por sus emisores con cierta amplitud, no siempre vas a estar en sus listas de distribución. Afortunadamente, la mayoría de ellos tienen un apartado en su página web donde las publican. Asegúrate de revisarlas periódicamente para mantenerte actualizado. Incluso puedes revisar informaciones anteriores y detectar inconsistencias capaces de generar nuevos elementos para tu artículo.
Otro recurso para encontrarlas por Internet es PR Newswire, que además te permite una búsqueda por negocios o nichos. Se trata de un servicio por suscripción para descargar la mayoría de las gacetillas de prensa que se emiten en cualquier sector. Posee un apartado específico en español para España y Latinoamérica. Puedes suscribirte, por último, a los Feeds (RSS) de las salas de prensa.

 

Es igualmente conveniente mantener un archivo de gacetillas, ya sea para producir un informe especial (un reporte) o para complementarlas con información posterior -de cualquier otra fuente- que agregue valor contextual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *